Kanghua R., de 21 años, creador del popular canal ReSet, ha sido condenado por humillar a un mendigo al ofrecerle galletas Oreo rellenas de dentífrico y grabarlo en vídeo.


Una juez de Barcelona ha prohibido al youtuber ReSet que utilice esta red social durante los próximos cinco años.

La titular del juzgado de lo penal número 9 de Barcelona ha impuesto al joven una pena de cárcel de 15 meses —que no cumplirá porque no tiene antecedentes— por un delito contra la integridad moral.

La sentencia, a la que ha accedido EL PAÍS, ordena una medida novedosa: prohíbe a Kanghua «acudir» al escenario del delito —un escenario virtual como YouTube, la plataforma de vídeos de Google— durante cinco años. También ordena que borre, durante ese periodo de tiempo, su canal. Y le prohíbe crear una cuenta nueva, con lo que el negocio de ReSet en la red social llega a su fin. La juez impone, además, una indemnización de 20.000 euros por los «daños morales» causados a la víctima, un sin techo de origen rumano que duerme en el barrio de la Marina de la Zona Franca de Barcelona.

La Fiscalía de delitos de odio impulsó la investigación contra Kanghua. La juez considera que el vídeo que colgó fue «un acto claro e inequívoco de contenido vejatorio» y que, además, la ingesta de pasta de dientes provocó un «padecimiento físico» a la víctima. En el juicio, el joven alegó que el vídeo formaba parte de los «retos» que emitía en su canal y que todo lo hizo «en plan broma». Gracias al vídeo del mendigo y las Oreo, obtuvo unas ganancias de unos 2.000 euros.

Fuente: El País

Compartí: