El presidente de la Cámara de Comercio Brasil-España, José Gasset Loring, espera que Mercosur y la Unión Europea (UE) cierren antes de agosto un acuerdo bilateral de libre comercio, propuesta que se está negociando desde hace 23 años.


«Yo soy optimista y creo que se podía cerrar antes de agosto», afirmó Loring este martes en declaraciones a Efe tras asistir al seminario «Oportunidades de inversión en Brasil», que se celebró en la Casa América, en Madrid.

«Aunque pueda pecar de voluntarista, me atrevo a decir que, antes del cambio de la Comisión Europea (en octubre) y de los funcionarios negociadores, se puede cerrar este acuerdo», concluyó.

Representantes del sector privado y de la sociedad civil se reunieron en marzo de este año en Buenos Aires durante la presidencia argentina de Mercosur -grupo integrado también por Brasil, Uruguay y Paraguay- para abordar este asunto.

Loring afirmó que un acuerdo entre los dos bloques «sería histórico» y que el resultado final es un juego de «gana-gana», con un incremento en los flujos de comercio e inversión en ambos sentidos, sobre todo en Brasil, por su protagonismo económico en Latinoamérica.

El presidente de la Cámara de Comercio Brasil-España también reconoció a Efe la importancia de la reforma del sistema de jubilaciones en Brasil, en discusión en el Congreso, aunque consideró que no es un factor determinante para el mantenimiento del flujo de inversiones españolas.

«Los últimos 20 años, las empresas españolas han estado en muchos momentos en Brasil, buenos y menos buenos, con crisis económica, por ejemplo. Creo que la reforma de las pensiones es muy importante, pero tampoco va a influir tanto en las decisiones de inversión», consideró.

En la inauguración del seminario de hoy, Loring subrayó que Brasil es «un socio estratégico de largo plazo» para España, ya que es el primer destino de inversión española en Latinoamérica, y reconoció que, aunque el país iberoamericano sufrió una «crisis relevante» en los últimos años, ahora tiene expectativas económicas más optimistas.

«El nivel de confianza de los agentes económicos, de las empresas, en la economía brasileña ha aumentado en estos últimos meses», sobre todo desde la puesta en marcha del «nuevo modelo económico» del liberal Paulo Guedes, ministro de Economía, que propugna una mayor apertura comercial, simplificación fiscal, saneamiento de empresas públicas, junto a privatizaciones y desarrollo de infraestructura, dijo.

Loring recordó que habrá una visita empresarial organizada por la Cámara de Comercio Brasil-España en julio a los estados brasileños de Goiás, Sao Paulo y la capital, Brasilia.

La Cámara de Comercio Brasil-España agrupa más de 360 empresas, que representan alrededor de 85% de la inversión española en Brasil.

En su intervención destacó la relevancia económica de proyectos de concesión a la iniciativa privada relacionados con infraestructuras, dentro del PPI (Programa de Parcerias de Investimentos), con una inversión prevista de 400.000 millones de dólares en los próximos 30 años.

Juan Pablo de Laiglesia, secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, señaló que en España hay empresas con la calidad tecnológica necesaria para participar en proyectos de infraestructura en Brasil y destacó que «el PPI será un combustible adicional para esta máquina que es la relación bilateral». EFE

Compartí: