El comité ejecutivo de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), a través del Equipo Económico Nacional, solicitó al Gobierno que tome medidas para la refinanciación y restructuración de deudas contraídas para la producción, atendiendo los factores adversos que afectaron a la cosecha de este año.


En ese sentido, pidieron que se lleven a cabo medidas de contingencia que permitan la recuperación de los productores para iniciar el año que viene una nueva campaña de cosecha, de acuerdo a la expresado por el presidente de la UGP, Héctor Cristaldo.
Asimismo, señaló que el resultado del sector este año no es lo que habían esperado, tanto por factores climáticos en el país y factores comerciales como la desaceleración económica experimentada por la región. Al respecto, mencionó como ejemplo el rubro de la soja que este año registra hasta el momento 2.400 toneladas menos de cultivo, producto de la sequía en abril.
A esta situación se le suma la baja del precio internacional que significa USD 1.300 millones menos de ingresos para la cadena productiva en comparación con el año pasado.
Por eso, las medidas concretas que han solicitado, para que los productores  sobrelleven estos inconvenientes, son una nueva restructuración de deudas y el financiamiento oportuno para la próxima campaña de siembra.
Sobre la restructuración, explicó que se pide al Banco Central del Paraguay (BCP) medidas que permitan a las entidades financieras restructurar deudas ya financiadas sin incurrir en penalizaciones, y que esto no afecte a los productores sujetos de crédito.
De igual manera, Cristaldo añadió que existe una pérdida de capital operativo en torno a los USD 250 millones, por lo que se está negociando un financiamiento adicional de ese monto en preparación para el próximo periodo de cosecha.
Fuente: Agencia IP
Compartí: