Sólo el año pasado se detectaron 520 casos producto de la caza furtiva. Los matan por el marfil.


La caza furtiva es una gran amenaza para la supervivencia de los elefantes en África a largo plazo, según reveló una investigación de la CITES.

“La matanza ilegal de elefantes africanos por su marfil es una amenaza para la población de estos animales en la mayoría de los países”, afirmó recientemente Ivonne Higuero, secretaria general de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), en Ginebra.

Las investigaciones demostraron que en algunos países el número de elefantes que mueren debido a la caza furtiva y aquellos que mueren de forma natural sigue siendo demasiado alto y no se compensa con los nacimientos.

El año pasado fueron examinados 1.235 cadáveres de elefantes en  África. Según CITES, la investigación reveló que en 520 casos se trató de asesinatos ilegales.

En 100 años, el número de elefantes cayó de 12 millones a unos 400 mil ejemplares. Al mismo tiempo, la población africana se ha multiplicado por diez y alcanzó los 1.200 millones de habitantes durante ese período.

Además de reforzar las acciones legales contra los cazadores furtivos, la comunidad internacional también debe encontrar maneras de vincular la protección de las especies y los intereses de la población local, destacó Higuero.

La CITES es un acuerdo internacional ratificado por 183 países (partes) como miembros de pleno derecho. Tiene por finalidad garantizar el comercio internacional sostenible de especímenes de animales y plantas silvestres. El acuerdo protege a más de 35.000 especies.

Fuente: TN

Compartí: