Descargar el Audio

"Mi pasión por el Chaco empezó por la parte deportiva, luego fui descubriendo los fortines, las trincheras hasta que cambié los autos por los libros", expresó el Lic. José Luis Martínez Peláez, quien en una entrevista exclusiva con Federico Franco, nos brindó un repaso sobre la historia entre esas dos naciones Paraguay y Bolivia donde no hubo "vencedores ni vencidos", relató.


“Fue un tema limítrofe, el caso del petróleo fue refutado”

“En la década del 70, Bolivia pierde su acceso al mar en la Guerra del Pacifico, y voltea la mirada al Paraguay porque era el único medio de salir al océano”

“Las conversaciones con los bolivianos se dieron con un tono muy pacifico, se llegó a un acuerdo de partir la mitad el Chaco, en el tratado Antonio Quijaro, 1879”

“El tratado Issac – Tamayo de 1887 quedó en el olvido”

“El tratado Pinilla – Soler, 1907, este ultimo acuerdo perjudicaba enormemente a Bolivia por el cual fue rechazado”

“Moreno-Mujía, 1915, se acordó prorrogar la vigencia del estatu quo acordado en el año 1907 hasta 1916. Si para la fecha las negociaciones no llegaban a buen puerto, someter la cuestión a un arbitraje”

“Se hizo un pacto de no agresión y la guerra empezó de sorpresa”

“En Bolivia nos trancamos, una guerra de altura, los bolivianos sabían que había posibilidad de entrar por el llano”

“La guerra no terminó en un acta de capitulación, sino con un brindis. Pasamos de las trincheras a las mesas sin ser vencidos y vencedores”,relató.

Compartí: