Dos trasplantes renales, donante vivo y donante cadavérico, se realizaron entre la mañana y noche del martes 11 en el Hospital de Clínicas. En la primera historia, la vida los unió en el amor y las circunstancias nuevamente los llevó a protagonizar otro acto de afecto. El joven matrimonio formado por Miguel Benítez López y Susana Ocampos ingresaron a tempranas horas para la ablación y trasplante, anunció el Departamento de Nefrología Adultos.


Posteriormente se daba otro gesto noble gracias a la donación cadavérica. El altruismo benefició una mujer de 30 años de edad, ama de casa, procedente de San Lorenzo. La misma fue diagnosticada con Diabetes Mellitus tipo I y Enfermedad Renal Crónica, cuya consecuencia la llevó desde el año 2017 a hemodiálisis.

Con estos trasplantes, el Programa de Trasplantes de Órganos y Tejidos suma 116 desde la reactivación en el año 2014; del total 43 fueron de donantes cadavéricos. En el año se contabiliza 9 trasplantes, de los cuales 6 fueron gracias a la donación cadavérica.

Mensaje de concienciación

Miguel Benítez dijo que comenzó con la dolencia a los 20 años de edad; al inicio se manifestó con mareos y dolores de cabeza. Fue al médico y se encontró con que padecía de presión alta. En base a eso, el profesional le indicó varios estudios médicos para llegar a un diagnóstico y fue ahí que determinaron que tenía la enfermedad poliquística renal hereditaria.

Su médico le aconsejó tener más cuidado en la alimentación y control estricto de la presión arterial. No tomó las medidas correctamente, luego de 5 años se deterioró su riñón y pronto inició la diálisis, con la que lleva dos años. “La diálisis es terrible, son más de 4 horas conectado a una máquina, sin poder moverse”, describió Miguel.

“Desde el principio mi esposa me dijo que ella me donaría un riñón, entonces inicié el tratamiento. Trascurrido los meses mi señora quedó embarazada y no podía someterse a dicha cirugía. Ingresé en lista de espera de un donante cadavérico, pero lastimosamente nunca llegó. Volvimos a la primara opción, la del donante vivo”

La donación de órganos

De profesión informático, Miguel dijo que trabaja desde la casa para poder solventar los gastos. En cuanto a la donación de órganos expresó: “se ve bastante apertura de la gente con la donación de órganos, hay mayor concienciación, es cuestión de no perder la fe y que los pacientes estén listos para en cualquier momento ser beneficiados con el trasplante”

Ante la pregunta sobre la decisión de ser donante vivo, Susana Ocampos dijo: “me motivó el amor y la necesidad que él sentía me empujó sin dudar ser donante, sólo faltaba confirmar si era compatible y concretar la donación”

Señaló que su marido sufría mucho con la diálisis y hoy están muy ansiosos por que el trasplante sea exitoso. Luego de la recuperación seguirán con sus proyectos, de construir la casa y tener más hijos. Actualmente están con una nena de 3 años de edad.

El Departamento de Trasplantes de Órganos y Tejidos del Hospital de Clínicas, cuenta con profesionales idóneos y en formación: nefrólogos, urólogos, cirujanos vasculares, anestesiólogos, equipo de enfermería, Instrumentadores quirúrgicos y residentes, comprometidos con la realización de trasplantes, de manera a paliar la situación de numerosos pacientes que requieren de un trasplante de órganos para el mejoramiento de su calidad de vida.

Compartí: