Descargar el Audio

Haydée Dienstmaier, cónsul saliente de Formosa, habló acerca de la situación del paso fronterizo de Ñeembucú y la ciudad argentina, el cual fue cerrado debido a que las oficinas de la Aduana no se salvaron de las inundaciones. Dienstmaier explicó que el paso sigue bloqueado, pues la antena de comunicaciones quedó totalmente bajo agua, cortando la señal de internet, por lo que no existe manera de poner en funcionamiento el sistema migratorio. No obstante, aclaró que el paso se habilitará para cuestiones de emergencia.


Compartí: