El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que millones de migrantes que cruzan la frontera de EEUU serán expulsados la próxima semana por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas del país (ICE). El mandatario elogió la labor que realiza México, anotando que su vecino del sur "ha hecho un buen trabajo".


El presidente aprovechó la situación para, una vez más, criticar a los Demócratas por permitir el tráfico ilegal y no hacer nada para detenerlo.

La promesa de frenar la creciente ola migratoria hacia EEUU fue una de las promesas de campaña de Donald Trump. A principios de junio, Washington y México llegaron a un acuerdo migratorio, luego de que la Casa Blanca amenazara con imponer hasta 25% a los productos mexicanos, si este último no se comprometía con contener la migración.

 Fuente: Sputnik
Compartí: