El sujeto fue hallado culpable por el hecho punible de abuso sexual en niños. El Tribunal de Sentencia lo condenó a 11 años de cárcel.


Corte Suprema de Justicia

El agente fiscal Víctor Adolfo Santander sustentó la acusación en representación del Ministerio Público y pudo demostrar con suficientes elementos probatorios la existencia del hecho y la responsabilidad penal del hoy condenado.

Tras valorar cada una de las pruebas producidas por la Fiscalía, los magistrados Milciades Ovelar, Herminio Montiel y Efrén Giménez, integrantes del Órgano Judicial, dictaron la sentencia condenatoria.

Según los antecedentes, los abusos se produjeron cuando el niño tenía 5 años, en la actualidad cuenta con 11 años, en el interior de la casa de sus abuelos, donde el agresor trabajaba como empleado. El menor nunca confesó el hecho porque era constantemente amenazado por el abusador. No obstante, el año pasado la víctima contó a su madre y ésta realizó la denuncia correspondiente.

En el marco de la investigación, durante una entrevista con sicólogas del Ministerio Público -a través de la Cámara Gesell- el chico dio detalles de los abusos y sindicó al hoy condenado como su agresor. La diligencia se realizó como anticipo jurisdiccional de pruebas.

Fuente. Ministerio Público

Compartí: