El Refugio Biológico Bela Vista de Itaipú, que celebró 35 años de creación ayer jueves, presentó al público otro resultado del trabajo que desarrolla en el área de fauna: dos jaguares nacidos en cautiverio. Los cachorros, que nacieron a principios de junio, son una hembra, que es melánica (onza negra) como la madre, Nena, y un macho, pintado como el padre, Valente. Ellos son hermanos de Cacau, que nació en 2016.


Foto: Itaipu Binacional

La llegada de los nuevos integrantes de la familia de onzas (Panthera onca) permitirá que el equipo desarrolle un programa de repoblación de la especie, en la cuenca del río Paraná. “Por ahora, nos estamos dedicando a la reproducción en cautiverio, para formar un banco genético vivo que nos permita, después, hacer la reinserción de esos animales en la naturaleza”, informó el director de Coordinación de Itaipú, Luiz Felipe Carbonell. “Ese es el futuro”, afirmó.

El veterinario del Refugio, Zalmir Cubas, explicó que esa reinserción será un trabajo que involucrará a varias instituciones. “Para empezar, necesitamos buenas matrices, entonces esos nuevos individuos pueden convertirse en reproductores para que podamos hacer la reintroducción de las especies nacidas en cautiverio”, dijo.

Fuente: Itaipu Binacional

Compartí: