La fiscal Lorena Ledesma presentó recusación contra Magdalena Narváez alegando la falta de imparcialidad.


En su escrito, la agente fiscal indica que desde que la magistrada Narváez se encuentra al frente del juzgado penal de Garantías N° 10 tomó decisiones contrarias relacionadas al expediente generando un estado de incertidumbre con respecto a la continuidad del proceso, lo que denota la parcialidad de la jueza.

Entre dichas determinaciones, cita que la jueza admitió una medida cautelar sobre los inmuebles del diputado Ulises Quintana, sin conocer la situación real del bien y la indisponibilidad legal que el mismo juzgado ordenó.

Además menciona que al otorgar la libertad ambulatoria al legislador, en su resolución emitió un juicio de valor sobre la causa al manifestar: «por otro lado debe tenerse en cuenta que nos encontramos ante una investigación de diez meses, por lo que no podemos decir que se encuentra en una etapa incipiente. En atención a este razonamiento, se puede concluir de que tampoco podemos hablar de la existencia del requisito de obstrucción a la investigación penal». Asegura que esas afirmaciones denotan claramente una postura parcial de Narváez.

Expresa el documento que «las resoluciones del juzgado antes mencionadas dieron lugar a situaciones que podrían llegar a obstruir la continuación de la investigación del Ministerio Público y evitar el normal desempeño de la labor de esta parte con lo que se puede inferir que la magistrada ya no reúne requisitos indispensables para entender en la presente causa».

Concluye diciendo que ante todas estas circunstancias que la seguridad jurídica se encuentra en peligro y sometida llamativamente al arbitrio de la defensa ya que el mismo juzgado ha generado actos obstructivos a las diligencias realizadas por esta parte.

Fuente: Judiciales.Net

Compartí: