Hace 25 años la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) explotaba por los aires como consecuencia de un atentado terrorista perpetrado a las 9:53 de la mañana sobre la calle Pasteur 633, en el centro de la ciudad de Buenos Aires.


El ataque, que dejó 85 muertos y más de 200 heridos, fue organizado por Irán y perpetrado por el grupo terrorista Hezbollah. La explosión afectó a más de mil viviendas y cientos de familias dañadas.

Recién en el 2001 se inicio el primer juicio oral por el atentado. Lo llevó a cabo el Tribunal Oral Federal 3 que, durante tres años, juzgó a 22 personas implicadas en el ataque terrorista.

El Tribunal juzgó la denominada “conexión interna” y logró comprobar que hubo una trama de encubrimiento y corrupción judicial liderada por el entonces presidente de la Nación, Carlos Menem, los servicios de inteligencia, miembros de la comunidad judía como Rubén Baraja, el juez a cargo de la causa, Juan José Galeano y los dos fiscales federales que actuaron: Eamon Mullen y José Barbaccia.

Fuente: Infobae

Compartí: