La Comisión Bicameral del Congreso argentino que investigaba la desaparición del ARA San Juan presentó su informe final en el que afirma que el submarino se hundió tras un incendio producido en el tanque de baterías.


Se señala que primero se reportó una avería provocada por el ingreso de agua de mar al sistema de ventilación, que causó un incendio en el tanque de baterías número 3.

“Se puede afirmar con certeza que un incendio eléctrico en su batería Nro.3 desencadenó otros incidentes de magnitud que no pudieron ser controlados por su dotación, con la consiguiente pérdida de plano, hasta producirse la implosión por sobrepasar su profundidad de colapso del casco resistente del submarino ARA San Juan”, dicen las conclusiones de la Comisión publicadas en el sitio web del Senado argentino.
El informe destaca la gravedad de los incendios de ese tipo y señala que este siniestro mostró una “crisis organizacional”.

“El incendio en los tanques de baterías de los submarinos son accidentes muy graves, son sumamente difíciles de extinguir y obligan en todos los casos que el submarino se mantenga en la superficie. Esta avería fue subestimada por toda la cadena de comando”, indica.

Además, se apunta a un “inadecuado manejo” de la emergencia durante las horas críticas desde las bases operativas en tierra.

En este contexto, la Comisión insta a las autoridades del país a “dirigir una mirada más abarcativa sobre el área de defensa, entendiendo que el adiestramiento y el mantenimiento de los medios militares depende de la inversión que se haga en ellos”.
El informe alerta que la cantidad y la calidad del personal de la Armada argentina sufre un “paulatino deterioro” y el personal más calificado opta por la actividad privada y las fuerzas de seguridad.

El San Juan, en el que navegaban 44 tripulantes, estuvo desaparecido durante un año hasta que fue localizado en noviembre de 2018 en el Mar Argentino a 907 metros de profundidad, tras una búsqueda que realizó la empresa estadounidense Ocean Infinity.

Compartí: