La sala de estimulación permitirá atender pacientes con diagnóstico de Zika, razón por lo que surgió el plan inicial, el acceso al servicio también será para todos los niños que lo requieran. La inversión fue de 12.000 dólares, según informe de USAID.


El Dr. Marcos Casartelli, jefe del Departamento de Neurología comentó que serán beneficiados varios niños con diferentes trastornos del desarrollo. A través de las intervenciones que estarán a cargo de un equipo de terapistas se trabajará  para  disminuir reacciones inadecuadas del entorno como la incapacidad de canalizar o aguantar sonidos u otros estímulos sensoriales.

La sala cuenta con juguetes, peloteros, artículos con diferentes formas y texturas; también con la ambientación de sonidos, luces de diferentes colores, entre otros objetos.

El Dr. Pio Alfieri, Director del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu expresó su satisfacción al lograr concretar un proyecto anhelado por muchos años que busca beneficiar a los niños y sus familias. Valoró además la cantidad de personas que llegaron al hospital desde diferentes puntos del país  para la jornada de coordinación de atención temprana.

“Es el percibimiento de que habrá un compromiso establecido en un área sumamente importante y útil –como está demostrado en todo el mundo- y que implica una responsabilidad técnica, compromiso de formación pero también implica un gran corazón”, expresó el médico.

La incorporación de la sala fue otorgada a través del proyecto ASSIST de USAID dentro del plan de cooperación al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Además de la inauguración, el Hospital Pediátrico fue sede del encuentro de profesionales de Asunción, Central y Alto Paraná para coordinar los consultorios de Atención Primaria a nivel público.

Fuente: Ministerio de Salud Pública

Compartí: