Entre el 21 de noviembre y el 1° de diciembre tendrá lugar la primera Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA que se efectúa en Paraguay, en el nuevo estadio ubicado dentro del Parque Olímpico. Autoridades extranjeras y locales tanto del ámbito gubernamental como deportivo estarán presentes con más de 16 delegaciones de todos los continentes y miles de turistas, periodistas y personalidades internacionales.


Un hito deportivo en la historia del Paraguay

Albergar la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA constituye un gran honor para nuestro país, así como una grandísima responsabilidad, será la primera vez que un evento de esta naturaleza se desarrolle en un país sin litoral marítimo como es el nuestro. Esto constituye sin lugar a dudas un hito en la historia del deporte, ya que, a través de esto, la FIFA envía y refuerza un gran mensaje, que el Fútbol Playa puede ser jugado en cualquier lugar del mundo, incluso en aquellos que no cuenten con salida al mar”, afirma Robert Harrison, presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

Cabe señalar que Paraguay es uno de los países más destacados en fútbol playa en el mundo: ocupa la posición número 5 a nivel global y en la región es segundo. “Este mundial representa mucho para Paraguay, a nivel deportivo es un gran desafío que lo asumimos con mucha responsabilidad, ya que, mediante ello podremos demostrar la capacidad del ciudadano paraguayo de organizar grandes eventos deportivos”, sostiene la Asociación.

Importante inversión para la economía del país

Para la construcción del nuevo estadio en el Parque Olímpico fueron invertidos unos USD 1.3 millones lo que trajo como consecuencia cerca de 200 puestos de trabajo. La obra, ubicada en la sede del Comité Olímpico Paraguayo, está construida a la altura de las últimas innovaciones en fútbol playa a nivel mundial. El primer estadio permanente de fútbol playa poseerá así una capacidad para 3.150 personas y de acuerdo a autoridades de la APF, “constituirá un legado para el deporte paraguayo y una referencia regional”.

Así mismo, se espera una importante inyección económica para el país, con estimaciones de USD 5 millones de dólares, gracias a la venida esperada de miles de turistas procedentes de todos los continentes. Cabe destacar además que este evento tendrá lugar cerca del nuevo centro corporativo, por lo que ofertas del sector privado en hotelería, gastronomía, turismo, entretenimiento, compras y transporte se verán dinamizadas con una demanda considerablemente mayor a la habitual. “La Copa Mundial de Beach Soccer ciertamente traerá una bonanza económica al país”, apuntaron desde la APF.

El Ñandutí que celebra el fútbol universal

El símbolo de la Copa Mundial en Paraguay hace referencias al Ñandutí, a los pueblos guaraníes, al lapacho y a la vegetación particular de nuestro país. El Ñandutí, de acuerdo a la FIFA, representa la telaraña que une nuevos caminos de seguidores, jugadores y equipos de todo el mundo para crear una nueva escena. Es así que, el Beach Soccer se nutre de símbolos paraguayos para transmitir el significado de que este deporte está avanzando hacia nuevas fronteras.

Un Mundial desde el corazón de todos los paraguayos

Este acontecimiento deportivo tiene la particularidad de representar una experiencia especialmente emotiva tanto para los locales como para los internacionales. “A nivel local este será la primera Copa Mundial de la FIFA en nuestro país; un hito que nos unirá como paraguayos y que nos hará mostrar lo mejor de nosotros al mundo. A nivel internacional, este es el primer mundial en un país mediterráneo, rompiendo así numerosos esquemas y reivindicando a los países que no tienen salida al mar. Tenemos que estar orgullosos de que Paraguay es protagonista en el mundo deportivo y también lo será en lo turístico”, finalizaron desde la APF.

Compartí: