Las autoridades de la República Islámica informaron que 17 personas fueron arrestadas entre marzo de 2018 y marzo de 2019. "Son solo más mentiras y propaganda", aseguró el presidente estadounidense.


En un momento de crecientes desencuentros entre ambos países, Irán anunció el desmantelamiento de una red de espionaje de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana que operaba en ese país. Según denunciaron, habían sido reclutados para investigar objetivos nucleares y militares del país. “Es una información totalmente falsa”, afirmó, horas después, el presidente Donald Trump.

El director general de Contrainteligencia de la República Islámica explicó en un comunicado que 17 personas fueron detenidas a lo largo del año pasado y que algunas ya fueron juzgadas y condenadas a muerte o a largas penas de prisión.

“Los espías identificados estaban trabajando en centros sensibles del sector privado en materia nuclear, económica, militar, de ciberseguridad e infraestructuras donde se encargaban de recabar información clasificada”, dice la nota oficial, a la que tuvo acceso la agencia de noticias Europa Press. Al parecer, la CIA los reclutó a través de Internet, con la emisión o renovación de visados, en eventos científicos en el extranjero o contratando directamente a especialistas iraníes.

Algunos de los detenidos que, según el responsable de contrainteligencia,”interactuó con plena honestidad con la Inteligencia (iraní) y se aprobó su arrepentimiento”, fue utilizado para conseguir información de Estados Unidos. Los supuestos agentes no estaban en contacto entre ellos sino que cada uno se comunicaba con un agente de la CIA, y eran empleados en “centros importantes del país”, como por ejemplo nucleares, explicó el funcionario.

El reporte de que Irán capturó a espías de la CIA es totalmente falso. Cero verdad. Son solo más mentiras y propaganda”, dijo Trump en su cuenta de Twitter. El presidente estadounidense indicó también que la economía de Irán “está muerta” y que la situación “va a empeorar”. “Irán es un desastre total”, afirmó.

La CIA no comentó inmediatamente la información y en general la agencia tiene como política evitar esclarecer reportes sobre arrestos u otras situaciones que involucren a sus agentes encubiertos o a sus informantes. En este sentido, la desmentida de Trump fue muy poco frecuente y generó críticas de los expertos en inteligencia. “Hay una razón por la cual el gobierno nunca comenta este tipo de afirmaciones. La próxima vez que una información de este tipo quede sin réplica, se va a asumir que es porque es cierta“, dijo el exportavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Ned Price.

Si bien las detenciones y procesos judiciales ocurrieron durante el último año, su difusión ocurre en un momento de máxima tensión entre Washington y Teherán provocado por la salida de Estados Unidos del acuerdo multilateral para controlar la producción nuclear iraní.

Según el pacto firmado con las principales potencias, Teherán se comprometía a limitar el desarrollo militar de su industria atómica a cambio de que Washington y las demás potencias mundiales retiraran las sanciones en su contra.

En 2018, el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear y desde entonces los demás firmantes -Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia- intentaron de mitigar las consecuencias, pero Irán no está satisfecho y comenzó a enriquecer uranio por encima de lo permitido por el tratado internacional, aunque lejos de los niveles necesarios para fabricar un arma atómica.

Fuente: TN 

Compartí: