“Vamos a establecer restricciones sobre la migración de los saldos no ejecutados al mes de julio dentro del plan financiero. Para el segundo semestre tendremos el 80% disponible y el 20% restante, más o menos US$ 50 millones se utilizará para cubrir otras obligaciones que asumimos”, expresó Óscar Llamosas, viceministro de Administración Financiera del Ministerio Hacienda.


a decisión impulsada por Hacienda fue aprobada mediante el Decreto N°1256/2019 del Plan Financiero y sus Normas y Procedimientos para la Ejecución del Presupuesto General de la Nación para el Ejercicio Fiscal 2019, en el marco de la Cumbre de Poderes realizada ayer. Según el viceministro Llamosas, los recursos restantes que se recortarán de los gastos corrientes serán ejecutados para atender la situación de los departamentos en emergencia y en el plan de reactivación económica impulsada por el Gobierno semanas atrás.

Asimismo, dentro de la Cumbre de Poderes el Ejecutivo realizó un resumen de los acuerdos a los que llegaron dentro de la comisión de gastos inaugurada en octubre de 2018, cuando consensuaron entre los tres poderes del Estado tres grandes áreas para avanzar con acciones de corto, mediano y largo plazo: aspectos salariales, compras públicas y jubilaciones. Llamosas recalcó que la idea central de la reunión entre los tres poderes es que cooperen para que el Ministerio de Hacienda mejore su funcionamiento y que tanto el Legislativo como el Judicial actúen con criterios de racionalidad al aprobar leyes, dictaminar fallos o medidas cautelares, para que de esa manera se logre avanzar con reformas más profundas.

El decreto aprobado por el presidente incluye algunas medidas de racionalización que ya estaban incluidas en la Ley de Presupuesto, como la restricción de contratación de nuevo personal permanente o contratado de aquí a fin de año, la creación de direcciones que requieran de mayores gastos, restricciones para compras de bienes, equipos, útiles de oficina, compra de vehículos, gastos de catering, protocolo, pasajes para funcionarios públicos y otras series de acciones de corto plazo.

“El Poder Ejecutivo no puede normar a otros poderes, pero la intención con estas medidas es que el Legislativo y el Judicial adopten las líneas que estamos siguiendo para racionalizar el gasto público”, argumentó.

En consonancia a las decisiones del Ejecutivo, la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco) había propuesto la semana pasada al Gobierno unos lineamientos para la mejor utilización de los recursos públicos que incluían la disminución de contrataciones, eliminación de salarios de privilegios, eliminación de seguro médico privado de privilegio, eliminación de gastos como pasajes, catering y otras compras protocolares.

Fuente: InfoNegocios

Compartí: