La profesional argentina fotografiaba a sus pacientes antes y después de las cirugías, y las compartía en grupos de WhatsApp. El Ministerio de Salud de Santiago del Estero suspendió a una médica anestesista tucumana acusada de tomar fotos a los pacientes desnudos en dos hospitales.


La profesional, cuya identidad se mantiene en reserva, trabajaba en dos hospitales públicos de la localidad de Añatuya, situada a 110 kilómetros de la capital santiagueña.
La mujer fue separada de ambos cargos tras comprobarse que compartía una innumerable cantidad de selfies en las redes sociales durante las cirugías y con los pacientes desnudos. Al tomar conocimiento, el Ministerio de Salud de Santiago del Estero le inició “un sumario administrativo y se la separó de sus funciones hasta que se determine su responsabilidad”.
A través de un comunicado, las autoridades resaltaron que la anestesista incurrió “en la violación de la ley de salud pública 26.529, que prevé el derecho del paciente a la confidencialidad en el acto médico”. En ese sentido la titular de la cartera de Salud, Natividad Nasif, aseguró que “en caso de comprobarse, esa acción representa una grave inconducta profesional”.

Mientras que el presidente del Colegio Médico de la provincia, David Jarma, cuestionó la actitud de la anestesista y aseguró que “no permitirá que se infrinja la ley” y “garantizará siempre los derechos del paciente”.

La denuncia la inició uno de los integrantes del grupo de WhatsApp al que la médica envió las imágenes durante los últimos meses. También trascendió que, además de las fotografías, filmó a algunos pacientes luego de ser anestesiados por ella misma. En el plano judicial, las investigaciones están a cargo del coordinador de fiscales, Mariano Gómez.

Con información de BigBang News

Compartí: