Los árboles finalistas de los departamentos de Concepción y Boquerón fueron visitados durante este último fin de semana, por la delegación de Colosos de la Tierra, que transitó 1.520 kilómetros para llegar hasta 8 colosos finalistas que compiten por el primer puesto del concurso.


Durante la mañana del viernes los viajeros recorrieron las localidades de Horqueta, Loreto y la compañía Paso Horqueta del distrito de Concepción, en el departamento de Concepción, donde fueron acompañados en todo momento por efectivos policiales y militares de la Fuerza de Tarea Conjunta, quienes garantizaron la seguridad a la delegación de 70 personas, conformada por autoridades nacionales, representantes de empresas e instituciones patrocinadoras, destacadas figuras de los medios de comunicación, miembros del jurado del concurso y el equipo técnico de A Todo Pulmón.

El primer coloso en ser visitado fue un Timbó (Enterolobium contortisiliquum), al que se tuvo que llegar ingresando a pie por un sendero boscoso de 2 kilómetros, dentro de la propiedad de Nelson Otero quien candidató a este enorme representante de Horqueta.

La delegación también se trasladó hasta el distrito de Loreto, en la propiedad de la familia Martínez, donde un gran ejemplar de Timbó (Enterolobium contortisiliquum), es resguardado con mucho celo por sus integrantes, al punto de considerarlo parte de su familia.

Para la medición del tercer árbol en territorio concepcionero, el equipo de técnicos de A Todo Pulmón y los miembros del jurado, tuvieron que ingeniarse para conseguir las medidas del árbol, ya que la copa del inmenso Guapo’y (Ficus sp.), ubicado en la compañía Paso Barreto de Concepción, llegaba incluso a orillas del Río Aquidabán, por lo que algunos integrantes de la comitiva tuvieron que subirse a una canoa para llegar con los instrumentos de medición.

Luego del recorrido en la Región Oriental, la delegación tuvo la difícil misión de transitar la siempre agreste Región Occidental, para medir a 5 colosos distribuidos en las localidades de Filadelfia, Loma Plata y Mariscal Estigarribia, del departamento Boquerón.

El primero de ellos fue un enorme Samu’u (Ceiba sp.) de la Colonia Neuland del distrito de Mariscal Estigarribia, que causó admiración en todos los integrantes de la comitiva, ya que el árbol candidato se encontraba separado por centímetros de distancia de otros 2 ejemplares de la misma especie.

Otro Samu’u (Ceiba sp.) finalista recibió especial atención de la delegación, cuando los representantes de la Colonia Neuland dieron a conocer que cuando se realizó la primera Asamblea General de los Inmigrantes en el Chaco, en el año 1947, este árbol ya estaba ahí.

Pero la emoción se concentró en el Samu’u (Ceiba sp.) postulado por el plantel de docentes de la escuela de la comunidad indígena Cacique Mayeto de la parcialidad Enlhet, ubicado en Filadelfia, Boquerón. Allí, centenares de niños dieron la bienvenida a la comitiva de Colosos de la Tierra, con bailes típicos, sus artesanías y sus costumbres ancestrales.

El cuarto coloso chaqueño, un Samu’u (Ceiba sp.) postulado por la familia Schartner, de Filadelfia no pasó desapercibido y los viajeros aprovecharon la visita para registrar en fotografías la inmensa copa del árbol.

Ya durante el domingo, se logró llegar hasta el quinto y último coloso chaqueño, un enorme Samu’u (Ceiba sp.) ubicado en Loma Plata, que también puja por retener el primer puesto logrado por otro Samu’u del Chaco, durante la edición pasada.

La tercera y última expedición iniciará este viernes 2 de agosto a la noche y se extenderá hasta horas de la noche del lunes 5 de agosto, donde se medirá a los últimos árboles finalistas, en los departamentos de Caazapá e Itapúa, y además de manera extraordinaria, por decisión unánime de los miembros del jurado, se determinó visitar un árbol postulado en territorio argentino, específicamente en la Reserva de Uso Múltiple Guaraní, en la provincia de Misiones, Argentina, para otorgarle una mención especial por ser el primer coloso internacional en inscribirse al concurso.

Luego de 8 años de vigencia del concurso, se pretende hacer un llamado a la comunidad internacional a unirse a la iniciativa paraguaya “Colosos de la Tierra”, de manera a trabajar en conjunto por la conservación de los árboles ancestrales de todos los países de la región.

Colosos de la Tierra” es posible gracias al auspicio de la Entidad Binacional Yacyreta, ADM Paraguay, Lácteos Doña Angela, Aseguradora Yacyreta, Maxicambios, Itaipú Binacional, WWF, Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Vox, Copaco, Coca Cola, Salemma, Ministerio del Ambiente, Fondo de Conservación de Bosques Tropicales, Petrobras y Patrol Jeans.

Apoyaron esta expedición: Cooperativa Fernheim, Municipalidad de Mariscal Estigarribia, Cooperativa Chortitzer, Cooperativa Neuland, Gobernación de Boquerón, MUV, Arcor, PuntoFarma, Tienda Móvil, Infona, Brahma, Municipalidad de Teniente Irala Fernández, Supermercado Boquerón, Taller de Elásticos Multimarcas, Municipalidad de Filadelfia, Stahl Automotores y Municipalidad de Horqueta.

Compartí: