Muchos animalitos lo pasan muy mal en invierno cuando se encuentran sin que nadie les cuide y ame y están sin hogar. La mayoría están triste por faltarles el cariño humano y encima pasan mucho frío en las calles, donde además de todo deben buscar alimentos incluso bajo lluvia. Esta es la historia de Ñeca.


Ñeca es leishmaniasis positivo, es pequeñita y muy cariñosa. Pesa solo tres kilos doscientos gramos a pesar de tener ya cuatro a cinco años de edad. Fue rescatada recientemente y está a la espera de ser adoptada.

Cabe resaltar que a día de hoy, un correcto tratamiento puede igualar la calidad de vida de un perro leish positivo a la de uno sano, controlando los efectos del parásito en su organismo y además, no es costoso. El tratamiento cuesta solo diez mil guaraníes mensuales.

Para adoptarla, contactar al (0991) 720-435 o (0983) 626-020

WhatsApp Image 2019-07-30 at 18.01.00

 

Compartí: