La Cátedra y Servicio de Oftalmología del Hospital de Clínicas, insta a los padres y familiares intensificar los controles oftalmológicos en los niños; más aún si se cuenta con historiales familiares, como padres con problemas visuales, debido a la posibilidad que existe de heredar ciertos problemas refractivos como el astigmatismo, miopía, hipermetropía alta, entre otros.


El astigmatismo es una imperfección en la curvatura de la córnea o el cristalino del ojo; generalmente estos poseen una superficie lisa que se curva de manera equitativa en todas las direcciones; cuando no se encuentran lisos o no poseen una curvatura uniforme, los rayos de luz no se refractan o doblan correctamente.

Esta patología puede corregirse con la utilización de anteojos, además del apoyo quirúrgico; que dependiendo del parámetro puede ser operable en una edad promedio de 20 a 22 años.

Las Oftalmo Pediatras, Gloria Miers y Rocío Cárdenas mencionaron que por lo general el astigmatismo se asocia con la conjuntivitis alérgica, por ende profilácticamente se ofrece un tratamiento para evitar frotar los ojos con gotas o compresas frías.

El paciente debe aprender a no fregarse los ojos, ya que de esa manera está evitando a que el astigmatismo progrese”, señalaron.

Actualmente el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción recibe un alto porcentaje de consultas oftalmológicas infantiles, motivo el cual los profesionales instan a los padres estar atentos a molestias y acudir al especialista.

Compartí: