Estar lejos de casa evoca un sinfín de sensaciones como la honda nostalgia que alguna vez inspiró la pieza “Choro da saudade” de Agustín Pío Barrios “Mangoré”. Luego de tantos años, las mismas notas resonaron en el teatro del Banco Central del Paraguay de las manos virtuosas de Berta Rojas y Paquito D’Rivera, a través de “Techaga’u”, un concierto único y conmovedor que rindió un excelso homenaje al músico paraguayo.


Ante un escenario que deslumbraba por la sencillez y calidez de su composición, ambos artistas lograron trasmitir con picardía, la conexión que comparten al interpretar la música paraguaya.  Para la historiadora Ana Barreto, la presentación solista de Berta con la que se abrió el concierto resultó “encantadora”.

“Haber elegido ese atuendo que era entre oro viejo y verde, para mí era la evocación de la selva del Paraguay. El hecho de que ella empiece con ese vestido y “Un Sueño en la Floresta” de Pío Barrios, para mí ya fue como abrir un abanico mágico que se fue llenando con mucho sonido”, destacó.

Posteriormente, el auditorio se deleitó con las canciones Choro da Saudade, Ca’azapa, Maxixe, Preludio en Do Menor y Las Abejas, hasta que Paquito tuvo oportunidad de estar a solas con el auditorio, al que envolvió en un juego de canciones entre Mozart y Dizzy Gillespie, asestándole el toque de color a la noche.

El maestro Javier Aquino comentó que “no se podía esperar otra cosa. Realmente excelencia. Este material ellos ya lo habían promocionado y ahora es como un techaga’u, un recuerdo que nos vino a conmover”.

A las notas de Recuerdos de Ypacarai y Mis Noches sin ti siguió una intensa y enérgica  pieza combinada de Pájaro Chogüi y Galopera, que exaltó al público que se deshizo en aplausos ante la magistral interpretación de ambos artistas.  Para el músico artífice de esta fusión tan alaba, Mauricio “Pinchi” Cardozo Ocampo, “La música es una fiesta. Que mis notas suenen entre las notas de Paquito y  Berta es una realización inmensa. Es una alegría, un goce, un disfrute  total poder participar de esta fiesta de la música, con estos dos genios”.

“Pensás que Berta Rojas ya no puede generarte sorpresas, pero siempre lo hace. Es algo innegable,  el talento, la virtud. En concierto se nota hasta su disciplina. Es el bastión del orgullo paraguayo. Además de darle al Paraguay una tremenda interpretación a un grande que es Mangoré, nos da la oportunidad de verle cada tanto a un histórico como Paquito D’Rivera. Así que solamente agradecimientos, es magnífica”, opinó el músico paraguayo Jaime Zacher.

“Fue algo impresionante. Me traspasó, fue un cúmulo de sensaciones. Qué lindo.

Sentí un orgullo impresionante. Escucho mucha música paraguaya, por mi papá, mi familia. Me alegra tanto tener esta clase de artistas paraguayos”, dijo la actriz Coral Gabaglio.

Para el broche de oro los protagonistas de la noche recibieron en el escenario a Juanjo Corvalán junto a su arpa, una puesta en escena que logró fusionar lo mejor de los tres instrumentos, otorgando a la canción “Danza paraguaya” un toque más folclórico y popular, que también conmovió a los oyentes.

El repertorio presentado por Berta y Paquito corresponde a los temas del disco que grabaron juntos, “Día y Medio”, – nominado al Latin Grammy en el 2012-, un álbum tributo a Mangoré, con un total de doce piezas que incluyen las composiciones clásicas hechas por el guitarrista compatriota, además de otras obras del rico acervo musical paraguayo

El disco instrumental fue producto de una gira de conciertos que ambos artistas realizaron durante el año 2011, “Tras las huellas de Mangoré”, por 20 países, ejecutando obras de Agustín Pío Barrios.

Compartí: