La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU se dispone a expandir su uso del reconocimiento facial, desplegando la controversial tecnología para evaluar a las personas que ingresan al país, según un documento gubernamental publicado recientemente.


El borrador de solicitud de ofertas establece los planes de la agencia para actualizar una amplia gama de sus sistemas técnicos. Eso incluye el objetivo de reemplazar un sistema de seguridad “basado en token” existente, que depende de métodos de verificación como contraseñas, por uno biométrico que utilice insumos como huellas digitales y escaneos faciales para identificar a las personas. Los kioscos de Global Entry en la frontera serán reemplazados por una “solución de reconocimiento facial”, según el documento.

La agencia está buscando un proveedor privado que proporcione la tecnología y pase las aplicaciones de software clave a servicios de computación en la nube. El contrato, que comenzará en diciembre y se extenderá hasta mayo de 2025, puede valer hasta USD $960 millones.

“Un enfoque biométrico permite que las amenazas sean expulsadas más allá de nuestras fronteras antes de que los viajeros lleguen a Estados Unidos”, se lee en el documento. “La visión de la agencia es hacer la transición de los oficiales de primera línea de las cabinas estáticas a una operación dinámica y ágil que permita a los oficiales admitir o referir a los viajeros utilizando tecnología móvil con un solo punto de contacto”.

Los planes pueden fomentar las protestas de los críticos de la tecnología de reconocimiento facial y las prácticas de la agencia.

A medida que el software ha mejorado y los costos informáticos han disminuido, el reconocimiento facial ha superado la ciencia ficción para convertirse en una herramienta útil en los últimos años. Ha habido reacciones. San Francisco prohibió la tecnología en mayo, citando preocupaciones de privacidad y libertades civiles, y varias ciudades están considerando medidas similares. Los críticos han pedido a las empresas estadounidenses que trabajan en la tecnología, como Microsoft Corp., Amazon.com Inc. y Google, frenar su desarrollo o detenerlo por completo.

La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU también ha despertado controversias. Legisladores, grupos de la sociedad civil y algunos líderes empresariales han criticado a la agencia por su papel en la separación de familias a lo largo de la frontera entre EEUU y México. Un representante de la agencia no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por correo electrónico el lunes.

La agencia tiene contratos en la nube vigentes con Amazon Web Services y Salesforce.com Inc. Después de que algunos empleados de Salesforce pidieran el año pasado que la compañía cortara los lazos con la agencia, su director ejecutivo, Marc Benioff, dijo que mantendría el acuerdo intacto.

Durante la última década, Aduanas y Protección Fronteriza ha realizado importantes inversiones en software para rastrear personas y productos que ingresan a EEUU En enero de 2013, otorgó a Northrop Grumman Corp., un contrato multimillonario para escribir un software biométrico actualmente en uso en 15 aeropuertos, según un informe de la agencia. La agencia quiere expandir el programa para cubrir el 97% de los pasajeros de aerolíneas para 2021. En un día típico, Aduanas y Protección Fronteriza procesa más de 1 millón de individuos y 280.000 vehículos de propiedad privada, según el nuevo documento.

Fuente: Infobae

Compartí: