El candidato favorito a la presidencia de Argentina, Alberto Fernández, declaró a diarios locales que el país está “virtualmente” en default, que debe “renegociar” su acuerdo con el FMI, y prometió no cerrar la economía como teme Brasil.


El postulante más votado en las elecciones primarias del domingo 11 de agosto, que se presenta junto a la expresidenta Cristina Kirchner por la coalición Frente de Todos (peronismo de centroizquierda), aseguró además que el acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea (UE) aún “no existe”, criticó la “prepotencia” del mandatario brasileño Jair Bolsonaro y dijo que el presidente Mauricio Macri le hizo “daño” a los argentinos.

Una semana después de obtener 47% de los votos en las primarias que lo dejaron a las puertas de la Casa Rosada, Fernández quitó protagonismo con sus declaraciones al nombramiento de un nuevo ministro de Hacienda el sábado.

La tormenta que generó su victoria electoral no solo sacudió a los mercados, con la Bolsa de Buenos Aires en baja de 30% en la semana y el peso con depreciación de casi 20%. También provocó la renuncia del ministro Nicolás Dujovne y su reemplazo por el economista Hernán Lacunza, respetado por los mercados y con vínculos con todos los sectores políticos de un país sumido en la turbulencia en plena campaña electoral.

Tras anuncios de medidas de alivio salarial e impositivo por parte del Ejecutivo, el hombre que podría llegar al poder el 27 de octubre dio respuestas sobre cómo vislumbra el futuro del país.

Renegociar con el FMI

“Yo diría que hay una sola realidad incontrastable y es que Argentina en estas condiciones no está pudiendo pagar las obligaciones (crediticias) que asumió”, le dijo al diario Clarín sobre el acuerdo que el Gobierno negoció con el FMI por 56.000 millones de dólares para intentar estabilizar el mercado cambiario.

“Tenemos que entender que estamos virtualmente en condiciones de default, y por eso los bonos argentinos valen lo que valen, porque el mundo se da cuenta (de) que no se puede pagar”, lanzó Fernández.

Aunque sostuvo que “Argentina debe cumplir sus obligaciones”, recordó la negociación “uno por uno” con los tenedores de deuda argentina tras el default de 2001 que marginó al país de los mercados financieros internacionales por años.

“Hay que sentarse a discutir uno por uno, como hicimos con la deuda en su momento. Acuérdense de que nosotros le pedimos a los tenedores de bonos que acepten una quita del 75 por ciento”, sostuvo.

“La única solución que aparece es postergar las fechas” de pago, le dijo además a La Nación.

Acuerdo con UE “no existe”

Fernández criticó el acuerdo entre el Mercosur y la UE alcanzado tras 20 años de negociaciones.

“El tratado no existe, (…) lo que existe es una serie de puntos a acordar que va a demandar dos años de negociación”, señaló sobre el pacto que promueve una desgravación arancelaria de alrededor de 90% y que requerirá aprobación de todos los parlamentos europeos y de los demás socios del Mercosur

“Lo que voy a hacer con el acuerdo (…) es (…) tratarlo, estudiarlo, tratar de sacar las mayores ventajas para Argentina, rechazar las cosas nocivas. Y si podemos llegar a un acuerdo, bienvenido sea”, concluyó.

Fuente: AFP

Compartí: