Joaquín Caro, quien tenía tan solo dos años cuando Argentina sufrió el último default en el 2001, no dudó en elegir al candidato opositor Alberto Fernández en las elecciones primarias.


“Los años de kirchnerismo los viví muy bien”, dijo Caro, de 21 años, refiriéndose a la etapa previa a los casi cuatro años de recortes de gastos y duras medidas de austeridad bajo el presidente Mauricio Macri.

“Hoy día no es así,” agregó el joven, proveniente de una familia trabajadora de Buenos Aires.

Caro dice que siempre vio como unos campeones de los trabajadores a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su difunto esposo, el presidente Néstor Kirchner, cuyos mandatos consecutivos abarcaron de 2003 a 2015.

Fernández de Kirchner, una figura que polariza al país, es candidata a vicepresidenta en la fórmula de Alberto Fernández. Su aplastante victoria sobre Macri en las primarias sorprendió a los encuestadores y conmocionó a los empresarios.

El resultado hizo caer en picada a los mercados argentinos en medio de los crecientes temores sobre una repetición del “kirchnerismo”, una etapa en la que Argentina tenía controles de divisas y otras políticas intervencionistas.

Fuente: Reuters

Compartí: