Descargar el Audio

El abogado Martín Barba, representante de la familia del menor que falleció por supuestas negligencias en el Sanatorio Migone, denunció que las autoridades de la institución realizaron una pericia forense del niño fallecido sin que la Fiscalía haya abierto una causa al respecto. Los familiares acusaron que el deceso del menor se dio tras horas de desatención médica.


Según relato el abogado, el menor ingresó al sanatorio acompañado de su madre el martes a las 8:00 en el que permaneció hasta las horas de la tarde sin ser asistido por un médico.

“Siempre fue atendido por enfermeros, en ningún momento fue atendido por médicos. Enfermeros de la mal llamada urgencias”, aseveró.

Sostuvo que en un momento dado el menor comenzó a ponerse morado y que la madre al percatarse de esto comenzó a manifestarle a las enfermeras del sanatorio que su hijo no veía bien. “La enfermera le dijo que estaba bien y que en breve llegaría el médico. La madre del niño empieza a angustiarse y a gritar por un médico”, explicó Barba.

“Luego llega una médica y dice yo no soy pediatra, soy ginecóloga y no puedo tocarle al chico (…). Llega otro médico, dice que no es pediatra pero que iba a hacer lo que pueda. En ese momento el niño ya estaba convulsionando”, continuó.

Lo más llamativo para el representante de la familia del menor es que la primera pericia forense fue realizada en el mismo local del sanatorio y sin que la Fiscalía haya tomado conocimiento de la extraña muerte.

“El Sanatorio fue juez y parte. La Fiscalía tomó conocimiento cuando toda la escena del crimen estaba limpia”, aseveró.

Compartí: