La medida llegaría en el marco del reclamo de Francia, Inglaterra e Irlanda, entre otros países, de una solución "de emergencia" y "concreta" del problema.


Ante la creciente preocupación por los incendios en el Amazonas, que derivó en numerosas protestas a nivel mundial en contra del gobierno de Brasil, Jair Bolsonaro dijo que evalúa movilizar al Ejército para controlar el fuego. Según fuentes cercanas al Presidente, la medida sería oficializada a través de un decreto esta misma tarde.

La intención de Bolsonaro se dio a conocer luego de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, convocara a sus pares del G7 discutir “de emergencia” el tema en la cumbre que se realizará este fin de semana en la ciudad de Biarritz.

Al respecto, el bloque integrado por las principales economías occidentales afirmó este viernes que trabaja en una respuesta “concreta” para los incendios en la Amazonia.  “Lo que sucede en la selva amazónica no sólo es desgarrador, sino que representa también una crisis internacional. Estamos dispuestos a proporcionar toda la ayuda que podamos para controlar la situación y ayudar a proteger una de las mayores maravillas de la Tierra”, sostuvo el primer ministro británico, Boris Johnson.

Por su parte, Francia e Irlanda también se sumaron a la presión internacional contra Bolsonaro, y expresaron que si Brasil no cumple con sus compromisos ambientales podría verse amenazado el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur. No obstante, desde el gobierno alemán afirmaron que “el fracaso de la conclusión del tratado no contribuiría a reducir la desforestación en Brasil”.

amazonas_1.jpg_1956802537

En 2019, los incendios en Brasil aumentaron 85% respecto al mismo periodo de 2018. Datos satelitales del Instituto de Investigaciones Espaciales (INPE) determinaron que hasta el 22 de agosto hubo 76.720 focos en todo el país, de los cuales el 52,6% se produjeron en la región amazónica.

A pesar de que la región se encuentra en temporada seca -un período en el que los incendios son frecuentes-, los especialistas coinciden en que no se trata de un año de sequía intensa y que el fuerte incremento de los focos se debe a la deforestación, que aumentó exponencialmente en los últimos meses.

En este contexto, el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, anunció este jueves la creación de la “Fuerza Tarea PRO Amazonía”, un equipo multidisciplinario que buscará atender y prevenir este tipo de desastres. Según informó, la iniciativa contará con el apoyo del Ministerio de Defensa, la Policía Federal (PF), la Fundación Nacional del Indio (FUNAI), ONGs y la financiación de empresas privadas.

Sin embargo, también cuestionó los datos oficiales de deforestación -algo que ya había hecho Bolsonaro- y anticipó que el Gobierno contratará una empresa privada de monitorización satelital para acompañar con más eficacia las acciones de combate a la explotación ilegal de madera.

Ante las declaraciones oficiales, Arthur Virgílio Neto, alcalde de Manaos -capital del estado Amazonas-, cargó contra Bolsonaro durante un discurso ante la Semana del Clima de América Latina y el Caribe en el Salvador. “El mundo ya no tolerará más una gobernanza irresponsable en la Amazonia (…) Negar el calentamiento global no es serio, no es inteligente“, afirmó.

 Fuente: TN
Compartí: