Con presencia de los presidentes Mario Abdo Benítez y Mauricio Macri, se habilitó este viernes el paso fronterizo entre la localidad paraguaya de Ayolas e Ituzaingó, en Argentina, a través de la represa de Yacyretá que comparten ambos países y con ello se proyecta dar un impulso económico, turístico y cultural a esa zona del país.


En la ocasión la autoridades paraguayas y argentinas inauguraron también las oficinas administrativas de control, tanto en la margen derecha como izquierda, en el acceso a la Central Hidroeléctrica.
En principio se permitirá solo el tránsito de vehículos livianos: automóviles, kombis y minibuses con capacidad de hasta 12 pasajeros. El horario habilitado será de 9:00 a 19:00.

Mario Abdo Benítez y Mauricio Macri, habían acordado en diciembre del año permitir el paso por la hidroeléctrica. A partir de allí se iniciaron las obras para la instalación de las oficinas de todos los entes de control.

El coronamiento es la parte superior de la presa, la ruta construida sobre la estructura de piedra y concreto que contiene las aguas del Río Paraná. La distancia de recorrido en ómnibus, desde la terminal de Ituzaingó hasta la estación de buses de Ayolas será de unos 48 kilómetros.

Las autoridades de ambas naciones coincidieron en que con esto se marcará un antes y un después en la región.

En ese sentido destacaron que la expectativa de desarrollo económico, no sólo se traduce en forma directa a la ciudad de Ayolas, sino además a otros distritos de Misiones, como el de San Ignacio, distante a unos 80 kilómetros, cuyos comerciantes también se preparan para recibir mayor flujo de compradores.

Asimismo se espera que con esta habilitación fortalecer el intercambio cultural entre poblaciones de similares características, pero con escaso contacto por la falta de conexión.

Fuente: Agencia IP

Compartí: