Las marcas Timberland, Vans y North Face comunicaron este jueves que dejarán de comprar cuero de Brasil, después de los masivos incendios en la Amazonía que levantaron dudas acerca de cómo las empresas están contribuyendo a la destrucción de la selva más grande del planeta.


Miles de incendios forestales han estado quemando partes de la selva amazónica durante semanas, lo que ha llevado a un fuerte escrutinio sobre la industria cárnica de Brasil, considerada uno de los principales motores de la economía.

La compañía holding de las marcas de zapatos e indumentaria, VF Corp, dijo que reanudaría las compras de cuero de Brasil cuando “tengamos la confianza y certeza de que los materiales usados en nuestros productos no contribuyen con el deterioro ambiental del país”.

La decisión fue una de las primeras señales de un impacto económico concreto de la controversia sobre los incendios, que según el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, están bajo control. Grupos ambientalistas aseguran que los incendios fueron provocados por especuladores inmobiliarios y rancheros que utilizan esta práctica para despejar tierras para uso agrícola.

Una investigación difundida en junio por medios locales mostró que la brasileña JBS SA, el frigorífico cárnico y mayor productor de cuero del mundo, ha estado comprando ganado a rancheros que operan en tierras que el gobierno ha dicho no pueden ser usadas para pastoreo.

 JBS negó el reporte, aunque reconoció la dificultad de rastrear el origen de parte del ganado. Noruega ha instado a varias de sus compañías a garantizar que no contribuyen a la deforestación de la Amazonía, incluida la empresa petrolera Equinor ASA, el fabricante de fertilizantes Yara International ASA y el productor de aluminio Norsk Hydro ASA.

En una declaración, VF Corp dijo: “Como resultado de una diligencia detallada, ya no podemos asegurarnos satisfactoriamente de que nuestro volumen de cuero comprado a proveedores brasileños cumple con este compromiso (de abastecimiento responsable)”.

Fuente: Reuters 

Compartí: