La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el viernes durante su visita a Pekín que la guerra comercial entre Estados Unidos y China está afectando a todo el mundo y espera que pueda resolverse pronto.


La canciller alemana, Angela Merkel.

Las compañías alemanas quedaron atrapadas en el fuego cruzado del conflicto comercial entre Estados Unidos y China. La mayor parte de Europa se contrajo por menores exportaciones en el segundo trimestre e importantes economistas dicen que enfrenta una recesión, especialmente después de débiles datos industriales publicados esta semana.

Pero mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presionado a las compañías de su país para que cierren sus operaciones en China y fabriquen más productos en casa, Merkel quiere iniciar una nueva fase en las relaciones de la Unión Europea con China.

“Esperamos que haya una solución a la disputa comercial con Estados Unidos, porque afecta a todos” en el mundo, dijo Merkel al primer ministro chino, Li Keqiang, en el Gran Salón del Pueblo de Pekín en el marco de una visita de dos días al gigante asiático.

China y Estados Unidos reanudarán sus negociaciones comerciales este mes y habrá conversaciones entre funcionarios de mayor rango en octubre en Washington.

Merkel ha presionado por un acuerdo de inversión entre Europa y Pekín, incluso a pesar de que Washington ha recurrido a una serie de aranceles para frenar lo que dice son prácticas comerciales injustas de China.

Los aliados europeos de Washington, incluida Alemania, comparten las críticas al gigante asiático, pero no la decisión del gobierno de Trump de aplicar gravámenes para resolver los problemas.

Fuente: Reuters 

Compartí: