Diego Maradona asumió el cargo de entrenador del club Gimnasia y Esgrima La Plata y conmocionó a los aficionados del fútbol con su vuelta a Argentina.


El recibimiento oficial tuvo lugar en el estadio Juan Carmelo Zerillo, donde los fans ocuparon las tribunas para saludar a la leyenda del futbol mundial, quien debido a una reciente cirugía en la rodilla se desplazaba en un carrito de golf.

Durante el evento celebrado en la ciudad argentina de La Plata, el nuevo técnico del club dio un emocionante discurso que no dejó indiferente a ninguno de los que estuvieron presentes. Diego Maradona, que no pudo contener las lágrimas de alegría, les pidió a los jugadores del club que entrenen duro y dijo que está dispuesto a trabajar.

Compartí: