La queja oficial del gobierno paraguayo fue presentada por el Ministro de Relaciones Exteriores Antonio Rivas, quien citó al embajador del vecino país a la sede de la Cancillería.


Carlos Alberto Simas Magalhães recibió el documento donde se exponen los cuestionamientos de nuestro gobierno sobre los disparos intimidatorios que recibieron los bomberos voluntarios que se desplazaban en lancha con intenciones de concurrir a la zona del Paraná Country Club, para controlar un incendio.

La información que se maneja es que se reconoce el ingreso de la Policía Federal del Brasil a territorio paraguayo, bajo el argumente que confundieron a los bomberos con supuestos contrabandistas.

Fuente: Agenda Paraguay

Compartí: