Niños de la escuela Solar de Artigas acompañados por la organización A Todo Pulmón plantaron este jueves 50 árboles nativos como parte de los trabajos preliminares del Corredor Vial Botánico, un proyecto de desarrollo urbano que beneficiará a 100.000 personas que entran y salen de la capital por el acceso norte.


La actividad se llevó a cabo en el Centro de Interpretación Ambiental (CIA) del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), ubicado en Gral. Santos y Costanera, con la presencia del titular de Obras Públicas, Arnoldo Wiens.

Los niños de la escuela Solar de Artigas fueron protagonistas de la actividad en la que demostró el compromiso existente de la comunidad con el ambiente. Los pequeños se beneficiarán con la obra ya que, una vez concluida, tendrán un acceso más seguro a la institución educativa gracias a pasos y semáforos peatonales.

Además de los 2.740 árboles que se plantarán en la Costanera Norte y en las inmediaciones del corredor vial, ya se cedieron en usufructo 32 hectáreas por parte del Ministerio de Defensa a favor del Jardín Botánico de Asunción. Todos los procedimientos ambientales los realiza la Dirección de Gestión Socioambiental del MOPC, con el acompañamiento de las organizaciones A Todo Pulmón, la WWF, Guyra Paraguay y SOS Paraguay, previa autorización de la Municipalidad de Asunción.

En el marco de la obra se prevé el traslado de 157 árboles autóctonos, que ya fueron identificados a través de un estudio realizado por A Todo Pulmón.

El proyecto tendrá un considerable impacto social y económico, agilizará la circulación de 40.000 vehículos que ingresan por el acceso norte, lo que significa menos tiempo en el tránsito para unas 100.000 personas. Unirá el flujo vehicular que llega por la ruta PY03 con la Costanera Norte, lo que se traduce en un circuito rápido de llegada al centro de Asunción.

También significará una reducción en el tiempo de viaje del transporte de mercaderías y productos -carnes, lácteos, etc.- que circulan por este lugar.

Compartí: