Esta vez, la requisa sorpresiva llevada a cabo esta madrugada en la penitenciaría de mujeres, la Casa del Buen Pastor fue a partir de un trabajo conjunto de la Secretaría Nacional antidrogas (SENAD), con el apoyo de la Policía Nacional y la responsable de la institución Shirley Talavera.


La comitiva ingresó pasada la medianoche en búsqueda de drogas y otros elementos prohibidos y se procedió a la incautación de una buena cantidad de celulares, armas blancas y pipas para el consumo de drogas. No obstante, en esta ocasión no fueron detectados estupefacientes.

La acción busca desalentar la circulación de drogas y otros elementos no permitidos entre la población del penal.

Fuente: Agenda Paraguay

Compartí: