Descargar el Audio

El comisario Prudencio Burgos refirió que la propuesta de modificación de la carta orgánica de la Policía Nacional, la cual sostuvo que fue incentivada por una fundación ligada a la familia del senador Fidel Zavala. Dijo que el proyecto no sería la solución a la situación y que la iniciativa demuestra el desconocimiento del ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, que no escuchó a los uniformados cuando evaluó el panorama.


Sobre Villamayor: “En el momento en que los uniformados empezaron a explicarle los procedimientos y necesidades, él comenzó a imponer lo que a él le parece. Él no da oportunidad de explicar por lo menos para que escuche y al final él va a decidir. El ministro no tuvo en cuenta a la policía para imponer sus ideas, no se lo puede objetar sus exposiciones porque son imperativas”.

“No está en una enmienda que costaría 5 a 6 millones de dólares, la solución esa es una demostración de que no se evaluó como corresponde la problemática actual, es una demostración de un desconocimiento de los problemas actuales y de sus posibles soluciones”.

Brazos caídos: “Los oficiales en servicio activo tiene un compromiso con la sociedad de hacer su trabajo pero se presenta esta situación de que están con los brazos caídos, eso me parece que son aprovechados por las personas que están al margen de la ley, que se arriesgan a realizar todos estos últimos hechos pero debemos entender que son seres humanos que tienen sus preocupaciones al escuchar lo que está ocurriendo, el interés del ministro del Interior de resquebrajar la estructura organizacional, de poner algunas exigencias que deben tener los comisarios, los que están en el mando superior con respecto a pruebas para los ascensos. Al final la gente piensa que están haciendo brazos caídos y sin embargo, están trabajando, están haciendo lo básico”.

Compartí: