El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció la disolución constitucional del Congreso y la convocatoria a nuevas elecciones. La constitución peruana señala que el presidente de la República tiene la facultad de disolver el Congreso si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros.


El mandatario peruano, Martín Vizcarra había dicho este domingo que en caso de que el Congreso no debatiera la cuestión de confianza que ha sido anunciada por su gobierno, tomarían la misma como negada. En el programa “Cuarto Poder” de América TV, el mandatario precisó que si el Parlamento no debate la cuestión de confianza antes de elegir a los magistrados del Tribunal Constitucional, lo tomará como una negación de la misma.

Vizcarra dijo que “se pretende elegir a miembros del Tribunal Constitucional de una manera muy apresurada, poco transparente y hemos planteado una cuestión de confianza para que se corrija la forma de elección”. El Tribunal Constitucional es el órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad en Perú.

El 28 de julio, Vizcarra planteó una reforma constitucional para adelantar un año las elecciones generales en Perú, es decir para que tanto el cargo de presidente como el de los congresistas fueran renovados en el 2020, y no en el 2021, cómo está previsto en el cronograma electoral del país.

El Parlamento archivó el proyecto de adelanto de elecciones del Ejecutivo y en respuesta el gobierno de Vizcarra planteó una cuestión de confianza para modificar el proceso de elección de los miembros del Tribunal Constitucional.

Martín Vizcarra dijo durante la entrevista de este domingo que asume “todas las responsabilidades del ejercicio de mi cargo. Estamos actuando en total respeto de las leyes y la Constitución. Estamos legislando en favor del país y no de intereses particulares”.

Fuente: CNN Español 

Compartí: