Un 7 de octubre de 1849 fallecía Edgar Allan Poe, uno de los escritores más destacados del romanticismo, considerado también el creador de la novela detectivesca. Pero ¿qué sabemos realmente sobre el 'maestro del terror'?


Te invitamos a indagar en algunos de los hechos más interesantes e impresionantes de la biografía del autor de El cuervo.

Siguió escribiendo poemas después de su muerte

Al menos esto afirmaba la popular poetisa y médium estadounidense Lizzie Doten, quien publicó varios versos supuestamente dictados por el espíritu de Edgar Allan Poe en su libro Poemas de la vida interior (1863).

La médium también dice haber entrado en contacto con los espíritus de poetas como Shakespeare o Robert Burns, entre otros.

Era adoptado

El padre biológico de Edgar abandonó a la familia cuando tenía un año. A su vez, la madre del futuro escritor murió de tuberculosis tan solo un año después.

Más tarde, Edgar se fue a vivir con un adinerado matrimonio de Richmond: John y Frances Allan. Sin embargo, nunca lo adoptaron oficialmente.

Tenía intolerancia al alcohol

Al igual que una de sus hermanas, el mítico escritor estadounidense tenía intolerancia al alcohol, de modo que tan solo una copa bastaba para que se sintiera mal y se pasara varios días en la cama.

El escritor comenzó a beber mientras era estudiante de la Universidad de Virginia, aunque la adicción incrementó luego de la enfermedad y posterior muerte de su esposa Virginia.

Pudo servir de inspiración a los creadores de Batman

Batman nació en 1939, en un banco ubicado frente a la casa de Edgar Allan Poe en el Bronx (Nueva York). Los artistas Bob Kane y Bill Finger iban a menudo al Parque de Poe y probablemente se inspiraron en su mítico cuervo cuando crearon al superhéroe enmascarado. El cuervo se convirtió después en un murciélago.

Asimismo, en 2003, DC Comics lanzó una serie de cinco episodios titulada Batman: Nevermore, en la que el caballero oscuro y Edgar Allan Poe resuelven juntos una serie de misteriosos asesinatos.

Tenía una ‘musa peluda’

Edgar Allan Poe sentía un especial amor por los felinos. La gatita favorita del maestro del terror, Catterina, solía sentarse en su hombro mientras escribía.

Cabe señalar que fue Catterina quien inspiró su relato Gato negro (1843).

Era un atleta prometedor

Edgar Allan Poe no solo era un escritor famoso, sino también era muy avezado en disciplinas deportivas, como salto de longitud, boxeo o natación.

Cuando era estudiante rompió un récord de natación de seis millas (9,6 kilómetros) en el río James.

Su muerte sigue siendo un misterio

Pese a que oficialmente el escritor murió por inflamación del cerebro, muchos han especulado sobre la verdadera causa del fallecimiento de Edgar Allan Poe.

El periodista Joseph W. Walker, de The Baltimore Sun, encontró a Poe en un estado de delirio y tirado en una alcantarilla el 3 de octubre de 1849. Según distintas hipótesis, pudo haber sido golpeado y robado por unos delincuentes o incluso haber sido víctima de fraude electoral. Asimismo, pudo haber sido envenenado por monóxido de carbono o fallecer de un tumor cerebral.

Fuente: Sputnik

Compartí: