Las tensiones comerciales están lastrando la salud de la economía global, que va a crecer a su ritmo más lento en una década, advirtió este martes la nueva jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.


Los estudios muestran que el impacto de los conflictos comerciales están provocando daños generalizados y que los países deben estar listos para responder con un aumento de la liquidez, dijo Georgieva en su primer discurso desde que tomó las riendas del organismo.

“En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi un 90% del mundo. La economía global está en una desaceleración sincronizada”, dijo Georgieva en un discurso antes de la reunión anual del FMI y del Banco Mundial que comienza la próxima semana.

La nueva directora gerente del FMI dijo que esta desaceleración generalizada implica que la economía mundial está creciendo a su tasa más baja en una década.

Georgieva advirtió que el FMI va a recortar sus previsiones de crecimiento para este año y para el próximo, que la entidad había previsto en una expansión de 3,2% para 2019 y de 3,5% para 2020. El Fondo tiene previsto difundir sus previsiones actualizadas el 15 de octubre.

En un momento de abundantes advertencias sobre los riesgos de las tensiones comerciales para la economía, la jefa del FMI dijo que éstas ya tienen un efecto. “El crecimiento del comercio global está en un punto muerto”, advirtió. Para la economía global, el efecto acumulativo de los conflictos comerciales podría significar una pérdida de 700.000 millones de dólares en 2020, equivalentes a cerca del 0,8% del PIB, indicó, una previsión más severa que las primeras advertencias del Fondo.

Fuente: Infobae

Compartí: