Policías y militares desalojaron este martes a manifestantes que asaltaron por un breve lapso la sede del Congreso en Quito, en el marco de protestas por el alza de precios de combustibles en Ecuador, según la televisión local.


Un centenar de indígenas y campesinos, entre ellos mujeres, logró romper los cercos de seguridad en medio de disturbios en los exteriores y llegó hasta el hemiciclo, del que fueron desalojados minutos después, de acuerdo con imágenes retransmitidas por la cadena Ecuavisa.

Los manifestantes entraron apresurados a la sala de sesiones y ocuparon el estrado, desde donde grabaron imágenes con sus celulares.

Tras retomar el control fuera del Legislativo, la fuerza pública los obligó a desalojar la sede del Congreso, de acuerdo con Ecuavisa.

“El movimiento indígena junto a trabajadores, estudiantes y ciudadanía logró sitiar y tomar instalaciones de @AsambleaEcuador”, expresó por Twitter la mayoritaria Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

“Nos tomamos la Asamblea de manera pacífica”, dijo un hombre que grabó un video divulgado por la organización.

Nuevos enfrentamientos se desataron entre manifestantes y la fuerza pública en las afueras de la sitiada sede del Legislativo.

 Fuente: Infobae

Compartí: