El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo que la sede de su Gobierno estará temporalmente en Guayaquil (oeste), en medio de protestas en la capital Quito contra las medidas económicas anunciadas la semana pasada.


Tras el anuncio el 1 de octubre de medidas económicas y laborales, entre ellas la eliminación de los subsidios al combustible, los transportistas convocaron un paro general al que se sumaron otros sectores.

Las protestas se intensificaron el fin de semana, con cientos de detenidos, y el lunes comunidades indígenas marcharon a Quito para sumarse a las manifestaciones, aunque fueron recibidos con gases lacrimógenos por la policía.

Moreno dijo en su discurso que no dará marcha atrás con las medidas “porque lo correcto no tiene matices” y agregó que la eliminación a los subsidios del combustible es una decisión histórica pero que afecta a granes intereses económicos y financiaros.

Fuente: Sputnik

Compartí: