En el departamento de San Pedro las últimas lluvias permiten iniciar esta semana la actual campaña del sésamo, rubro que involucra a más de 14.000 productores en este departamento. La tecnificación y asistencia del gobierno son factores clave que aumentan las expectativas, afirma un productor de Barbero.


“La lluvia fue más de 60 mm en algunas zonas y eso permite iniciar la siembra. Los principales rubros de la zona de Barbero son la soja y maíz, que se cultivan desde 5 hasta 200 hectáreas. Otro rubro fuerte es el sésamo”, relata Bonifacio Romero, productor agrícola, en conversación con Radio Nacional San Pedro.

El productor señala que desde octubre hasta inicios de noviembre es la época ideal para siembra de sésamo, por lo que las últimas lluvias fueron muy oportunas. Estima que con el apoyo de las instituciones del Estado que proveerán las maquinarias necesarias, todo el trabajo de siembra estará hecho para la tercera semana de este mes.

Romero es uno de los productores que tiene altas expectativas con el rubro de sésamo, ya que el precio anunciado para el inicio de la próxima cosecha es de 6.000 a 6.500 guaraníes por kilo. “Muchos van a aumentar este rubro, probablemente se pueda triplicar la producción del año pasado”, dijo.

El departamento de San Pedro es reconocido como el de mayor producción sesamera en el país, y de las 60.000 hectáreas que se prevé cultivar este año los agricultores sampedranos serían responsables de más del 50 por ciento, según estima el presidente de la Cámara Paraguay a de Exportadores de Sésamo (Capexse) Pericles Valinotti.

La mayor parte de las fincas de San Pedro tienen parcelas mecanizadas y los trabajos se hacen con tractores proporcionados por el Gobierno Nacional a través de Ministerio de Agricultura y Ganadería y la Itaipu Binacional. “Ya no es tiempo del machete y la azada, la tecnología nos impulsa a competir en el mercado y la única salida es la mecanización», reconoce Romero.

En la colonia Barbero, unas 1.200 hectáreas cuentan con cultivos mecanizados desde hace seis años, con sistemas de siembra directa y convencional, mediante gestiones del gobierno central y la gobernación local.

En el lanzamiento de la camaña sesamera 2019-2020 realizada la semana pasada en Liberación, San Pedro, con presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se anunció que el objetivo a nivel departamental es sembrar unas 23.800 hectáreas, involucrando a unos 14.530 pequeños y medianos productores de 21 distritos.

Estas cifras podrían incluso rebasarse teniendo en cuenta que con un rendimiento que está sobrepasando los 1.000 kilos por hectárea se puede alcanzar una ganancia neta de cuatro millones de guaraníes por hectárea para cada productor, números que estimulan a aumentar la superficie sembrada.

“Desde el año pasado ya tiene buen precio en el mercado internacional y la producción paraguaya se caracteriza también por su buena calidad lo que le permite ganarse más mercados”, entiende Romero.

Señala que “el apoyo de las instituciones del Estado tanto del MAG como de la gobernación es muy importante para avanzar en la mecanización de las tierras de modo a ampliar la superficie aprovechada en cada finca” y anuncia nuevos proyectos de los agricultores organizados en comité como la instalación de un silo para los granos.

Fuente: Agencia IP

Compartí: