Jugando con uno menos casi todo el segundo tiempo, la Albirroja no sufría demasiado hasta que sobre el final, con una clara falta en la jugada, Serbia llega al gol y se queda con la victoria.


Sabor amargo finalmente para la selección paraguaya en su paso por Serbia. Allí, el seleccionado local se impuso por marcador de 1-0 sobre la Albirroja en un partido marcado por la expulsión de Miguel Almirón en el arranque del segundo tiempo.

Hubo un antes y un después en el encuentro luego de la expulsión del volante del Newcastle. Paraguay mostró cosas interesantes en el primer tiempo, marcando una evolución en su juego y dejando ver por momentos la idea que tiene Berizzo en cuanto a su plan futbolístico.

La Albirroja arrancó mejor el juego y durante los primeros 15 minutos manejó la pelota con criterio, no dejando jugar al rival, intentando tener mucho tiempo la pelota en sus pies. Pero poco a poco el equipo local fue nivelando el trámite y haciéndose dueño de la pelota y de las acciones.

La más clara de esa primera mitad estuvo en los pies de Adem Ljajic que sacó un fuerte remate de derecha que se estrelló en el travesaño de Gatito.

Sobre el final del primer tiempo Paraguay volvió a soltarse. Apareció Blas Riveros por izquierda, Almirón encontró pelotas y probó de lejos y la más clarita de la albirroja llegó tras una gran jugada individual de Riveros que se sacó a dos de encima en el área, intenta conectarse con Sanabria pero justo llega el corte de la defensa.

Es más, Paraguay llegó al gol gracias a un gran cabezazo de Gustavo Gómez, pero el árbitro del partido lo anuló por supuesta falta previa de Morel. En esa jugada, por reclamar, Miguel Almirón ve su primera amarilla.

Era el mejor momento de Paraguay en ofensiva y quería trasladarlo al arranque del segundo tiempo, pero a los 7 minutos, Almirón, encarando y encabezando un contragolpe, se mete al área y al sentir la mano del rival en el pecho se deja caer. El árbitro sanciona una simulación y le muestra la segunda amarilla a Milkel y también la roja.

Con uno menos, Paraguay se dedicó a esperar y buscar alguna contra. Serbia se hizo dueño del trámite, de la pelota, pero sin pesar demasiado cerca del arco de Fernández. La Albirroja aguantó bien y cerca del final se sacudió y metió algunos centros, especialmente de pelota parada.

Cuando todos los caminos conducían al empate, un centro desde la izquierda, a los 89 minutos, termina en la cabeza de Mitrovic, que claramente se impulsa con la espalda de Junior Alonso, falta que el árbitro no sanciona y convierte el único gol del partido.

La próxima presentación albirroja será este domingo ante Eslovaquia en Eslovaquia, siempre, con transmisión de Tigo Sports.

Fuente: Tigo Sports

Compartí: