Al final de la jornada de ayer Ana María Allén presentó formalmente su renuncia al cargo de presidente del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), hecho con el que se cumplió el reclamo de los manifestantes que mantuvieron bloqueado el Puente Remanso por más de diez horas. Al poco tiempo se produjo el despeje del puente habilitando el paso vehicular.


La renuncia de Allén fue confirmada por el asesor político de la Presidencia de la República, Daniel Centurión, quien informó que la renuncia fue aceptada por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Centurión fue una de las autoridades del Poder Ejecutivo que estuvo dialogando con los manifestantes, buscando una salida a la medida de fuerza que provocó que cientas de personas estuvieran varadas por muchas horas en el paso sobre el río Paraguay.

La saliente presidenta del INDI señaló que este grupo «radicalizado» de manifestantes representa a un pequeño sector de las comunidades indígenas del país que responderían a intereses de terceras personas.

Desde el Poder Ejecutivo se había planteado a los manifestantes una mesa de diálogo donde participaría el propio presidente de la República Mario Abdo Benítez, así como otras autoridades distintos ministerios. El encuentro estaba anunciado para las 08:00 en la Gobernación de Presidente Hayes.

Compartí: