Funcionarios de la penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero, incautaron del puesto 5, situado sobre uno de los muros del penal, 37 latitas de cerveza y cuatro panes de supuesta marihuana. La bebida y la droga estaban ocultas en la mochila de un guardia de seguridad de la empresa Tapití.


El procedimiento que estuvo a cargo del personal de la jefatura de seguridad del penal, a partir de un trabajo previo de recolección de información, fue comunicado de manera inmediata al Ministerio Público.

La administración del Ministerio de Justicia reforzó el sistema de control de las personas que trabajan en los penales a fin de descubrir a los funcionarios que no cumplen con la misión asignada y ponen en riesgo la seguridad y la tranquilidad de la población penal. Una vez descubierto, toma las medidas pertinentes a fin de sanear la institución de funcionarios y personal tercerisado infiel.

Fuente: Ministerio de Justicia
Compartí: