Descargar el Audio

Gustavo Masi, director de Infraestructura del IPS, fue entrevistado en “El salón de los pasos perdidos” y se explayó acerca de las críticas que recibe la entidad, sobre los proyectos que se van ejecutando, comentando que mucha de la responsabilidad de las decisiones que se toman recae sobre el Consejo de Administración pues esa es la instancia que tiene la decisión sobre las obras que se ejecutan.


También comentó que las obras se están ejecutando de forma ininterrumpida a pesar de los cambios de gobierno y es gracias a eso que se siguen “inaugurando permanentemente obras”. Refirió que deben “invertir mucho en informatización y cerrarse los oídos” si desean efectividad, destacando que “hoy IPS tiene que ser una competencia al sector privado”.

“La gente protesta sin averiguar; lo ideal es siempre averiguar por qué se hace y como se hacen las cosas” comentó el arquitecto respecto a las críticas sobre la precariedad de la Unidad de Salud ambulatoria de Caazapá, sosteniendo que el Hospital está proyectado en dos etapas y listo para ser ampliado de acuerdo a la demanda. La zona de influencia del nosocomio registra una cifra de “15.250 aportantes” y las intervenciones no justifican llevar a cabo una sala de partos y un quirófano ya que sería “insostenible” y se realizan 85 cirugías al año según datos computados y remitidos por la dependencia en cuestión.

“La Unidad Ambulatoria tiene consultorios, área de imágenes, planta de tratamiento; más crecimiento va a tener como salas de cirugía, de partos y 20 camas para sala de cirugía porque eso dice la normativa, que a partir de 20 camas recién se justifica una sala de cirugía” argumentó el titular de Infraestructura y Proyectos del IPS.

“Tenemos que ser conscientes de lo que hacemos, una institución tiene que ser sostenible en todo lo que hace o sino se te cae. Todo lo que nosotros hacemos como Dirección enviamos a la máxima autoridad que es el Consejo de Administración y ellos son quienes toman la decisión; ellos pueden apartarse del informe que hacemos y pueden decidir que se haga, que no va a ser la primera vez; lo que pasa es que esto se esta convirtiendo en una cuestión política, parece una anarquía” añadió.

“Yo soy técnico, no político” dijo argumentando que a partir cierto momento la decisión es de las autoridades.

“No me voy a sentar con él, ni aunque venga el Papa. No estoy de acuerdo con sus políticas y tengo maneras de demostrar por qué no estoy de acuerdo con las políticas de la ESSAP” expresó Masi, argumentando que tiene una cuestión personal con Natalicio Chase, titular de la aguatera estatal. “Ya no es mi tema porque yo cumplí con mi trabajo, terminar el Hospital y dejarlo en funcionamiento. Por una cuestión y unos caprichitos de unos periodistas, se está haciendo una estación de bombeo con una extensión de desagüe que solamente da para 300 camas, no para las 600”. “A diferencia del resto de la ciudad como estaciones de servicio, algunas zonas residenciales, IPS todo lo que tira y vierte al sistema de alcantarillado es agua no contaminada. Si antes estábamos torcidos hoy estamos cumpliendo con las normas medioambientales; tenemos una planta de tratamiento de primer mundo que no tiene nadie en el Paraguay” añadió el arquitecto, respondió a las consultas sobre los avances de obras en la Clínica Ingavi del IPS.

Sobre lo que toca renovar para agilizar la gestión de la institución dijo y remarcó que “hay muchos vagos que son reciclables en el IPS, hay que capacitarles” en referencia a la cantidad de empleados que “no quieren trabajar”. Según el titular de Infraestructura, los ociosos serían más del 50% del personal. Resaltó también que urge la implementación de software especializado: “No tenemos otra forma, hay que gastar en software. Es el arte de que no salga nada porque el sistema y el modelo les hace cómodos. Tenemos que invertir mucho en informatización; hoy IPS tiene que ser una competencia al sector privado. Hay que gastar y cerrarnos los oídos si queremos ser efectivos”.

Compartí: