El juez belga que tomó la declaración al expresidente catalán, Carles Puigdemont, le dejó en libertad sin fianza con medidas cautelares a pesar de la euroorden dictada por España.


“He comparecido voluntariamente para seguir todos los pasos oficiales después de que se me notificase la euroorden”, explicó Puigdemont a su salida del Palacio de Justicia belga.

El Tribunal Supremo de España dictó una nueva orden de detención europea e internacional contra el expresidente catalán por delitos de sedición y malversación, los mismos por los que esta semana fueron condenados varios de los líderes responsables del proceso independentista que llevó al referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017.

Según informó el Tribunal Supremo, fue emitida una “orden europea e internacional de detención y entrega del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos, acordando su búsqueda e ingreso en prisión”.

Ante esta decisión de la justicia belga, el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Llarena, tiene previsto responder a a las autoridades belgas alegando que el exdirigente catalán “no tiene inmunidad” porque “no es miembro del Parlamento Europeo”, como intentó hacer, presentándose a las elecciones europeas.

Puigdemont huyó de España tras los sucesos de otoño de 2017, instalándose en Bélgica.

El juez Llarena, que instruye la causa con los líderes independentistas, recuerda en la sentencia que todo parte de un auto de procesamiento en el que Carles Puigdemont era situado en la cúspide del organigrama independentista responsable del referéndum por lo que, independientemente de que posteriormente sea condenado o no, el magistrado cree que existen indicios de sobra para que sea sometido a juicio en Madrid.

Fuente: Sputnik

Compartí: