El Poder Ejecutivo creó una mesa especial interinstitucional donde trabajarán coordinada y sistemáticamente las instancias de inteligencia militar y policial con el Ministerio de Desarrollo Social, de modo a fortalecer el componente social en la gestión de la seguridad interna, informó hoy el Ministerio del Interior, Euclides Acevedo, luego de la reunión de Consejo de Seguridad.


A la salida de la reunión encabezada por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en Palacio de Gobierno, el ministro del Interior informó que se hizo un «acopio de todas las informaciones» que manejan las distintas instituciones, con «especial atención a la labor social del gobierno». De hecho, en la reunión del Consejo de Seguridad también participó el ministro de Desarrollo Social, Mario Varela.

Según manifestó Acevedo, la postura del gobierno es que la seguridad no es una cuestión meramente policial sino consecuencia de la satisfacción del Estado a las demandas sociales, por lo que vieron la necesidad de establecer «una mayor interacción de las fuerzas de seguridad, de defensa y sobre todo de desarrollo».

«No nos queremos agotar en la labor de investigación, que hay que hacer y se está haciendo, pero también trabajar en el campo social, la presencia del Estado tiene que traducirse en bienestar social, educación, salud y sobre todo desarrollo de la producción», dijo el ministro.

Señaló que desde el Ministerio del Interior se brindará todos los insumos para que la Policía Nacional pueda articular la denominada «policía de proximidad», que requiere una vinculación con la sociedad civil. «El comandante esta recibiendo todos los insumos, lo que buscamos satisfacer las demandas que produce la pobreza», refirió Acevedo.

El ministro insistió que el objetivo es brindarle «un sentido social de nuestra gestión, no un sentido policial ni militar».

Consultado sobre los grupos criminales que operan en el norte y que recientemente perpetraron un atentado contra el vehículo donde se desplazaban unos ganaderos, el ministro afirmó que, a través de una información precisa los servicios de seguridad y el servicio de inteligencia se los tiene muy bien detectados.

Respecto al atentado señaló que «por el territorio, por la zona operacional y el estilo» se trataría del grupo autodenominado Agrupación Campesina Armada (ACA) y aseguró que el trabajo de investigación sobre este caso «se está haciendo con mucho rigor científico y con un soporte tecnológico inimaginable», afirmó el ministro.

En cuanto a la posibilidad de involucrar directamente a las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad interna, el ministro señaló que se está trabajando en una «combinación inteligente pero no en superposición de roles constitucionales».

«Las Fuerzas Armadas no se va a meter en el orden publico, va a estar siempre como resguardo y soporte logístico para la policía, pero la policía tiene que cumplir su rol igual que los guardiacárceles. De momento todo es como un elemento de apoyo, de soporte, de disuasión», dijo.

Reconoció que se está estudiando hace mucho tiempo una reforma de las Fuerzas Armadas para los nuevos roles de nuestro tiempo, pero que el presidente ha sido muy claro en que ninguna gestión de las Fuerzas Armadas tiene que llevarse a cabo sin respaldo constitucional o legal. «Tenemos que blindar a las fuerzas de seguridad con el elemento indispensable es la constitución y las leyes», acotó.

Fuente: Agencia IP

Compartí: