Con sentido de urgencia, la Sala del Senado aprobó con 39 votos a favor y 0 en contra la norma que faculta al presidente Sebastián Piñera para dejar sin efecto el aumento que provocó fuertes protestas. Se dio lugar este lunes al congelamiento de alza de las tarifas de transporte público en medio de fuertes protestas que han dejado 11 personas muertas en Chile.


Manifestantes se enfrentan con las fuerzas de seguridad en Valparaíso, Chile, 21 de octubre de 2019. Foto: Rodrigo Garrido-Reuters

En el decreto, se establece que se deberán consignar los recursos que permitan “mantener el equilibrio financiero del sistema” o compensar el valor real de la tarifa.

Durante la sesión, los senadores condenaron los actos de violencia en la capital chilena, a la vez que hicieron un llamado a la unidad para resolver problemas que aquejan a la nación y que han quedado al descubierto durante las protestas, como los bajos sueldos, el incremento en el costo de las necesidades básicas, la desigualdad de ingreso, entre otros.

Disturbios

Tras cinco días de protestas y tensión en las estaciones del metro de Santiago de Chile por el considerable aumento en el metro — el precio del pasaje pasó a equivaler a 1,2 dólares—, los disturbios fueron en aumento y el sábado por la madrugada Piñera declaró el estado de emergencia, mientras continuaban los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los protestantes.

Así, bajo el mando de la Defensa Nacional en la Región Metropolitana, se estableció el toque de queda desde las 22 hasta las 7 de la mañana. Aquella medida sigue vigente en varios distritos de la zona e importantes ciudades además de la capital, como Valparaíso, donde se ubica el Parlamento.

Además, el 19 de octubre el Gobierno determinó dar marcha atrás con el aumento del transporte público, pero las protestas continuaron y expresaron el descontento generalizado con la actual Administración.

“Chile no está en guerra”

En medio del conflicto social, Piñera sostuvo: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso”. No obstante, Javier Iturriaga, jefe de la Defensa Nacional de Chile y encargado del estado de emergencia en la región Metropolitana, contradijo al mandatario y declaró que él no estaba en guerra “con nadie”.

Tras las polémicas declaraciones de Piñera, los legisladores de oposición pegaron este lunes en sus lugares un letrero con la frase “Sr. Presidente: Chile no está en guerra”.

Respuesta policial

Durante los fuertes disturbios y enfrentamientos entre manifestantes y los carabineros, se han difundido videos sobre la desmedida respuesta de las autoridades policiales.

En este contexto, el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile presentó 11 acciones legales por “violencia policial”, ocho de ellas dirigidas contra carabineros y militares junto a tres recursos de amparo para resguardar la “seguridad de personas”.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile  ha alertado sobre “22 personas lesionadas, denuncias de desnudamientos, torturas y malos tratos” por parte de los uniformados durante las detenciones de manifestantes.

Este lunes, la Intendencia de la Región Metropolitana de Santiago de Chile informó que hasta al momento hay 11 personas fallecidas durante las manifestaciones en contra del presidente Sebastián Piñera, mientras que la Fiscalía anunció el domingo que había un total de 1.554 personas privadas de su libertad, que se encuentran en “audiencia de control de detención”.

Fuente: RT en español

Compartí: