Descargar el Audio

El Arquitecto Gustavo Masi, titular de la Dirección de Infraestructura del Instituto de Previsión Social, manifestó su desacuerdo con el avance de las obras proyectadas por el Ministerio de Obras Públicas, tal como se plantean y se están intentando ejecutar, haciendo alusión al proyecto de corredor vial en inmediaciones del Jardín Botánico. El especialista manifestó la necesidad de trabajar con planificadores y urbanistas para lograr "una ciudad amigable".


“No estoy en contra de que tengamos que ordenar la ciudad, pero sí en contra del formato que se está llevando adelante para ordenar el caos vehicular. Ese proyecto no es uno para una ciudad amigable; hoy en el mundo, todas las soluciones van bajo tierra, no van por arriba. Y para mí no existen justificativos como que pase por ahí una línea del desagüe” manifestaba de manera tajante el Arquitecto Masi añadiendo que la tendencia es la de instalar vías “hasta debajo de los ríos” como ocurre en varios países.

Criticando el formato de algunas obras planteadas desde el Ejecutivo a través del MOPC, el titular de Infraestructura del IPS refirió: “pero a qué es lo que jugamos… Vamos a trabajar con planificadores y urbanistas y hagamos una ciudad amigable. Vamos a apuntalar y llevar adelante a tambor batiente para que se hagan las obras”.

“Yo creo que este es un proyecto heredado y por llevar adelante a como dé lugar es que se hacen estas cosas. Un proyecto heredado es un proyecto malo” sostuvo, respondiendo al motivo que causaría la prosecución de este modelo de obras de infraestructura, que en varias regiones del mundo ya ha dejado precedentes negativos.

“Estoy en contra de que no se llevan propuestas coherentes. No es que tengo que hacer ahora; lo que tengo que hacer es planificar para que cuando termine esa etapa se lleven adelante las obras. Dejemos de improvisar, a eso yo voy” insistió Masi, recalcando que la configuración del ordenamiento vial debe trabajarse de mejor manera, desde la etapa del trazado del plan, en vez de ejecutar proyectos no sustentables.

Compartí: