El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció que sectores de derecha han puesto en marcha un golpe de Estado, que habría comenzado con las movilizaciones de rechazo a su eventual triunfo en las recientes elecciones generales.


«He convocado [la conferencia de prensa] para denunciar ante el pueblo boliviano y el mundo entero que está en proceso un golpe de Estado; ya sabíamos anticipadamente que se preparaba la derecha con apoyo internacional para un golpe de Estado», dijo el gobernante desde la Casa Grande del Pueblo, sede presidencial.

Morales acotó que declaró el estado de emergencia, aunque no precisó su alcance, a la vez llamó a la sociedad a responder pacíficamente y convocó a la comunidad internacional a defender la democracia boliviana.

«Entiendo la desesperación de la derecha boliviana que no quiere reconocer el triunfo del voto indígena, como en el pasado nunca lo han reconocido», afirmó, confiando en que el cómputo oficial de las elecciones, a punto de concluir, le dará victoria y la reelección en primera vuelta.

Fuente: Sputnik.

Compartí: